Santiago capital: el Colegio del Centenario condenado al abandono eterno del Gobierno Provincial

Esc. centenario (5)

Cumplida ya una semana del inicio de un nuevo ciclo lectivo en la provincia y luego que desde el Gobierno de Claudia Ledesma Abdala anunciaran un “gran año” para la educación santiagueña, pero las imágenes y los testimonios de padres, alumnos y profesores están muy alejados de lo pregonado por el oficialismo.

Este medio ha recibido muchas imágenes de escuelas del interior provincial que directamente no pudieron dar inicio a las clases porque en algunos lugares no tenían agua, otros no contaban con la higiene necesaria o incluso no pudieron empezar porque les faltaba el establecimiento.

Un caso que se dio en pleno centro de la capital fue en la Escuela Francisco Narciso Laprida, ubicada a tan solo una cuadra de la Casa de Gobierno; los niños perdieron 3 días de clases por la falta de agua, higiene y problemas edilicios. El problema fue de tal envergadura que fueron los propios padres quienes tomaron la decisión de hacer público los problemas que esta escuela trae hace años.

VER NOTA: La Abrita Dpto Río Hondo: Promesas rotas y una escuela a medio hacer

VER NOTA: Las Termas: en medio de la mugre inauguraron una escuela

VER NOTA: Alhuampa: por falta de edificio escolar, más de 100 niños no iniciaron las clases

VER NOTA: Problemas edilicios en una reconocida escuela de la capital impide el inicio de las clases

Una de las escuelas más antiguas de Santiago del Estero y con una gran población de educandos es el Colegio del Centenario, ubicada en calle Rivadavia, a solo dos cuadras de Casa de Gobierno. Al establecimiento le pesa el paso del tiempo, los mismos docentes del lugar contaron a este medio que “hemos hecho innumerables pedidos para que se refaccionen todas las instalaciones de la escuela, queremos que se pinten las paredes, que se arreglen los techos pero no logramos que el Gobierno nos escuche”.

Un docente relató a Última Hora que “los cursos más complicados son los de 2° año, el ciclo pasado se cayó un pedazo de techo encima de los chicos que afortunadamente no sufrieron lesiones”. Otro espacio de la escuela que está complicado en la preceptoría. Fuentes cercanas a nuestro medio comentaron que “el techo está apoyado como en dos tirantes de madera. Claro que cada vez que llueve es imposible trabajar ahí como en otros lugares del establecimiento”.

El Colegio Centenario es Patrimonio Histórico, pero ni siquiera eso parece ser suficiente para tener en cuenta por el Gobierno Provincial. Las paredes del edificio están todas manchadas con pinturas en aerosol, necesitan urgente mantenimiento, los tirantes que sostienen los techos de todo el lugar son utilizados por las palomas para armar sus nidos lo que conlleva a la suciedad constante por el excremento que cae, lo que termina manchándolo todo.

Lugares en donde faltan vidrios y para suplantarlos se utilizan armarios que tapen los agujeros de las puertas. La maleza crece en todo el establecimiento y a nadie parece molestarle que cientos de jóvenes se manejen por este lugar. Las autoridades provinciales han hecho la vista gorda ante un patrimonio histórico que necesita ser remodelado y puesto en condiciones de manera inmediata.

Irónica es la cercanía de la escuela a la Casa de Gobierno, irónicas son las declaraciones de la mandataria Claudia Ledesma quien afirmó días pasado haber invertido “mucho” para la educación pero la realidad muestra la otra cara de la situación educacional que se vive en Santiago del Estero y que para el Gobierno ya es imposible tapar.