Despidos y persecución a las familias Sánchez y Moreno

copia-de-15967826_10212048713962082_1470524267_o

Luego de que se hiciera pública la denuncia del ex juez Miguel Moreno en la que varios funcionarios Zamoristas de alto rango se ven involucrados, llegaron las consecuencias obviamente negativas para los allegados de su familia y la de su novia, la Dra. Ivana Sánchez, puesto que de ambas partes sufrieron los despidos orquestados directamente desde el oficialismo confesaron.

Perder el trabajo es indiscutiblemente lo más duro a lo que una persona se enfrenta, pero más aun si esta medida se basa en tener un lazo de parentesco con quien se animó a denunciar al Zamorismo. Una joven profesional, empleada del IPVU fue apartada de sus funciones pese a que se desempeñaba de manera excelente  -según cuenta una fuente muy cercana y un informe del FONAVI- en donde expresa que “su desempeño era del 100%”, ella es Tamara Sánchez (hermana de Ivana), pareja y representante del ex juez Moreno.

Sin embargo, una fuente cercana a este medio y a la familia Sánchez describió “el proceso que implica un despido es un proceso largo y a ella a través de una simple nota le dijeron que no se le iba a renovar el contrato porque tenía órdenes directas de arriba de dejarle sin efecto el contrato porque su hermana estaba detrás de la denuncia en contra de altos funcionarios pertenecientes a las líneas del zamorismo”.

La profesional se desempeñaba como jefa del área de Rendición de Cuentas del IPVU, espacio que fue creado a través de una resolución ministerial. En ese momento, Sánchez contaba con una unidad presupuestaria y tenía a cargo a 6 personas. Esto significa según lo expresado por la misma fuente que:  “por más que tenga un contrato de empleo público, nunca le das un cargo de propiedad a alguien con contrato público, tiene que ser planta permanente sí o sí”.

Luego agregó: “el presidente del IPVU la llama a la oficina y le dice ‘tu trabajo es excelente, no tengo qué decirte’”, esto estaría comprobado por un informe realizado por FONAVI (beneficiaria de la comisión) en donde dejó expuesto su gran desempeño y dedicación a la hora de trabajar. “El presidente le habría manifestado que no le iba a renovar el contrato por orden del Senador y la Gobernadora. Es de público conocimiento que tu hermana está detrás de la denuncia que ha hecho el Dr. Moreno y me han pedido que te deje sin trabajo” habría sentenciado.

Luego de esto, diversas cartas documento fueron enviadas a Daniel Brué y al presidente del IPVU en donde expresan lo siguiente: “rechazamos la conclusión del vínculo laboral dispuesta unilateralmente por ellos y de manera arbitraria, rechazamos la precariedad de la contratación también porque ella tiene un cargo creado y ellos por fraude a la ley no la legalizan como corresponde y los intimamos a que en el plazo de 48 hs. sea reincorporada” cuenta la fuente.

 

Además, la misma fuente contó que pusieron en conocimiento al Secretario de Vivienda y Hábitat Domingo Amaya: “Le solicito su inmediata intervención, he sido separada de mi cargo arbitrariamente, el presidente del IPVU informa que es por pedido expreso de la Gobernadora y el Senador Nacional. Esto se debe a que mi hermana y su marido han interpuesto una denuncia contra altos funcionarios del Gobierno”. También le habrían comentado que todos los que contaban con un trabajo estable fueron apartados de sus obligaciones laborales.

Desde que el Dr. Miguel Moreno se atrevió a denunciar una serie de irregularidades en torno a la muerte del pequeño niño Marito Salto donde se vieron involucrados funcionarios como  Ricardo Daives y Daniel Zamora, las familias Moreno y Sánchez fueron castigados con los despidos perpetrados por el poder gobernante en la provincia. Hoy es el turno de Tamara Sánchez, una joven profesional que por ser “hermana de” es víctima de una violencia institucional y despedida de su fuente de trabajo.

print